Tratamientos, Estética Dental

La estética es, actualmente, una de las premisas fundamentales en nuestra clínica dental, así como uno de los objetivos fundamentales que el paciente desea lograr en su tratamiento.

La coronas de zirconio nos permiten devolver a los dientes la belleza y función perdidas por distintas causas: cambios de coloración, desgaste por el paso del tiempo, traumatismos…logrando resultados espectaculares y con el máximo confort para el paciente.

Las fundas dentales de zirconio logran unos resultados excelentes a largo plazo, pudiendo simular de forma idónea el color natural del diente. Su material no se deteriora y es muy resistente a la corrosión, sin producir problemas de alergias.

El zirconio nos permite además la fabricación de pónticos de varias piezas sin la intervención de ningún tipo de componente metálico, lo que favorece aún más la estética y la biocompatibilidad del material en la cavidad oral.

Con las carillas logramos obtener una adecuada estética mediante la adhesión de porcelana a los dientes que queremos embellecer, intentando sacrificar el menor material dental posible, consiguiendo muy buenos resultados estéticos.

El uso de las carillas de porcelana permite mejorar el color y forma de los dientes, corrigiendo defectos de color, forma y posición de los dientes que resultan en una sonrisa más atractiva y saludable.

El hecho de no poseer elementos metálicos en su estructura, hacen de esta técnica un fantástico recurso para evitar las sombras oscuras que aparecen a nivel de la encía con el paso del tiempo por la retracción gingival.

Muchos de los alimentos que incluimos en nuestra dieta (el café, el té, el vino y otras verduras coloredas como tomates, zanahorias), al igual que los colorantes de las comidas influyen en los cambios de color de nuestros dientes.

Los hábitos como el tabaco o incluso algunos medicamentos (tetraciclinas) también desembocan en el amarilleamiento del esmalte.

Para intentar devolver a nuestra sonrisa el color blanco original tenemos a nuestra disposición diferentes técnicas de blanqueamientos dentales

El sistema más común en los tratamientos de blanqueamiento dental es la utilización de peróxido de carbamida o peróxido de hidrogeno. Estos peróxidos, se aplican en la clínica y se activan mediante diferentes tipos de luz (laser, plasma, luz fría,…).

También existen técnicas para realizar a domicilio en las que usamos concentraciones de peróxidos menores que en la consulta.

En general, como precauciones durante la realización del blanqueamiento, y para mantener los efectos, es necesario no incorporar colorantes a nuestra dieta, evitar el tabaco y todo aquello que nos pueda generar cambios de tono los dientes.

De igual forma, las técnicas de blanqueamiento dan lugar a efectos secundarios como la sensibilidad dental. Ésta suele aparecer de forma temporal y para ello se prescriben colutorios y geles que disminuyen el malestar ocasionado por la misma.

Solicite su Cita

RSForm! Pro example
Nombre
Rellene este campo.
E-mail
No es una dirección de email válida.
Telef.
Rellene este campo.
Fecha cita
Entrada no válida
Hora cita
Entrada no válida
Mensaje
Rellene este campo.
Código de Seguridad Código de Seguridad
Entrada no válida
Debe aceptar los términos y condiciones

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar su navegación para mejorar nuestros servicios y para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso o bien conocer cómo cambiar la configuración, en política de cookies.